Gastroentrevista a Partido, la banda

Partido es el todo y es la parte. La persona y el grupo. Victor Partido lidera la formación que lleva su apellido, donde está acompañado por Edu Martínez, Nacho Yoldi, Marcos Deker y Jose Cattaneo. «Leaving all behind”, publicado en mayo del 2012, es su primer disco oficial (tras un LP que recogía la etapa anterior de Victor) y en enero presentaron “Jesus Ep”, que incluye una versión de “El bandoler” de Lluís Llach. Ya preparan su próximo trabajo, que presumiblemente llegará no muy entrado el 2014, sintiéndose plenamente una banda y no el proyecto de un tipo corriente de Sant Boi y anunciando nuevos matices sonoros.

Nuestra amiga y periodista Eva ha hablado con ellos acerca de comida y cocina, un aperitivo al concierto que ofrecerán en La Patente en nuestra fiesta fin de curso, con la que celebramos el inicio de las vacaciones y nuestros primeros 100 días de vida. Buena banda en directo tanto en formato eléctrico como en el acústico del que disfrutaremos en La Patente.

“Sólo diré carrot cake”. Así nos convenció Edu, teclista de la banda, para quedar en Cosmo (c. Enric Granados n.3,  Barcelona) para hacer la entrevista-merienda. Cayeron dos porciones del que, seguramente, es una de las joyas de la corona del local y eso que no son de merienda diaria. ¿Y de cocinar? Edu sí: “Antes sí que cocinaba más pero desde que estoy con Katia –su pareja- yo soy el pinche y ella es la jefa. Aunque cuando estoy solo sí me cocino para mí”. Dice ser más de postres y tartas “de chocolate, el típico bizcocho del yogur” pero rápido corrige orgulloso que es “el de los arroces en casa, paella, fideuá…” mientras que su pareja es la encargada de los platos de cuchara.

Partido, la banda

Victor, en cambio, confiesa “creo que no sé cocinar absolutamente nada” aunque se apunta a hacerle de pinche a su mujer, Mónica, que es una buena repostera cuyo carrot cake no tiene mucho que envidiar al que estamos comiendo. Victor no sabrá cocinar pero es del morro fino: “la red velvet la hace muy bien, las cupcakes…”. Sin salir del ámbito familiar, destaca “la tortilla de patatas con pimiento verde” de su madre “que bate récords y rompe fronteras” y “el estofado de ternera con patatas”.

¡Ay, la cocina de la mama! Edu dice que todavía le pide a su madre que le haga pollo guisado cuando va de visita y que uno de los platos que recuerda de sus veranos de infancia es “el pisto de verduras, con patatas, pimientos, tomates… en mi pueblo hay mucha huerta -Edu es de un pueblo de Navarra-, lo juntas todo en un plato y sale el pisto”.

Para Victor no hay verano sin la mencionada tortilla y el gazpacho que toma “casi todos los días” y que, cuando hay tomates buenos de la huerta de un familiar, le prepara su mujer. “Lo comes directamente y el tomate es feo, feo, feo, pero está bueno, bueno”.

¿Dulce o salado? Discordancia, de nuevo. Edu se declara de salado y Victor de dulce. Aunque parece que Nacho, el bajista del grupo, le gana: “cuando vamos a algún sitio, antes que mirar lo que hay de primero y segundo mira el postre”. Victor confiesa entre sus vicios “comerme una tableta entera de Milka en una tarde, o un tarro de helado de cheesecake”. Edu dice no ser “muy obsesivo. No sé, quizás las patatas fritas que no puedo dejar de comer si hay”. “Yo las comía con yogur”. Alerta guarrindongada: ¿patatas fritas con yogur? “Cogía yogur natural y metía patatas fritas dentro”, dice. Pero hay más: cuando no hay Coca Cola para acompañar la comida, la acompaña con yogur “no de postre sino mientras como, a la gente le parece horrible”.

¿Qué sería Partido si fuese una comida? Una barbacoa, dicen, mientras Mónica apostilla que son muy rústicos. Pisto, tortilla de patatas, pollo guisado… no le llevaremos la contraria. “Las canciones parecen muy trascendentes pero nosotros somos muy normales. Cuando nos vamos de gira somos de pepito de lomo”, dice Victor. Entre sus recuerdos gastronómicos de gira, Galicia donde “fuimos a morir comiendo”. “Nos daban Ribeiro pero no bebías porque así te cabía otro plato de pimientos del padrón, de pulpo” añade y Edu afirma “esa cena no la podré olvidar nunca. Nos invitaron los del Torgal, nos trataron como a reyes. Tenemos una foto todos rojos de comer”.

¿Y qué sitios recomendáis de Barcelona para comer? “A mi me gusta mucho el Kiosko para comer hamburguesa, la mejor de la ciudad. Y el Flash Flash Tortillería”, propone Edu. Victor se decanta por “La Lluna, en la calle Santa Anna” donde van desde hace diez años y “por 11 euros te dan un menú bastante bueno”.

Acabada la carrot cake, Edu habla de la decepción que tuvo hace unos días tras comerse un Drácula y ver que el polo tenía mucha más vainilla que en nuestra infancia. Eso nos lleva a hablar de lo que El Comidista diría “comida viejuna” y Edu propone servir “cóctel de gambas, ya nadie come cóctel de gambas”, tarta al whisky y Contessa, aquel helado que llevabas a casa de la familia cuando te invitaban a comer y quedabas como un rey. Descartamos la merienda viejuna.

Para saber qué acompañará su concierto – merienda, tendréis que ir a La Patente el sábado 27 de julio.

¡Consigue tus entradas!
Share this post