Los cocinillas detrás de Fuet Magazine

Fuet Magazine, un magazine sobre gastronomía

Tras agotar la primera tirada de 1000 copias, FUET sale con una segunda edición de otras 1000 que ya están a la venta en la web fuetmagazine.com y en los puntos de venta habituales.

Eduardo y María, sus creadores, han contestado a las preguntas de Valentina Mercuri para el blog de La Patente.

P. La comida y lo que gira a su alrededor vive un momento de esplendor en España. Según vosotros, ¿a qué es debido?
María: La comida siempre ha tenido un papel fundamental en nuestro país, pero es cierto que hasta hace unos años la gastronomía se asociaba con un concepto más elitista y gourmet. Con el tiempo, la alta gastronomía se ha ido volviendo un poco más accesible para el público en general y con el auge del movimiento foodie, toda la parafernalia que rodeaba al mundo de la cocina, comenzó a desmontarse poco a poco y se empezaron a valorar productos y preparaciones a los que antes apenas prestábamos atención. Comer bien se ha popularizado y además, nos gusta conocer y aprender sobre lo que comemos. Se ha generalizado el interés por todo lo que tiene que ver con la comida y esto, sumado a que ahora tenemos acceso a mucha información y al auge de las redes sociales, ha contribuido sin duda a que la comida se popularice como un fenómeno que interesa a casi todo el mundo.

P. El primer número de FUET Magazine está dedicado a los rituales. ¿Vosotros tenéis algunos relacionados con la comida?
Edu: Yo más que rituales, tengo auténticas obsesiones. Soy totalmente adicto a todo lo que lleve espinacas (croquetas, empanadillas, etc.).
María: Yo creo que sobre todo cuando cocino, aunque más que rituales puede que sean manías… Ah, y pedir bravas cuando voy de cañas. No puedo irme sin probarlas de un bar en el que las sirvan.

P. ¿Para cuándo el segundo número de FUET? ¿Ya estáis trabajando en ello?
Edu: Ya tenemos todos los contenidos cerrados para el próximo número. Lo que más nos cuesta es decidirnos por un tema, pero una vez tenemos el concepto, lo estrujamos al máximo y al final nos faltan páginas para llenar. El único avance que podemos dar es que tendrá unas 50 páginas más que el primer número.

P. Contadnos cómo elegís los contenidos de cada número y cómo seleccionáis a los redactores.
María: Lo primero es elegir el tema del que va a tratar el número y los diferentes enfoques que queremos darle. En general, cuando proponemos un tema ya tenemos algún nombre en la cabeza, bien porque sabemos que esa persona controla sobre ello o bien porque nos interesa su punto de vista. A menudo es gente que no se dedica a escribir profesionalmente, pero que sí tiene una historia que contar. En cuanto a las ilustraciones y fotografías, que tienen un peso muy importante en FUET, solemos pensar en ellas después de tener los textos, a excepción de las editoriales fotográficas, en las que el elemento fundamental son las imágenes y los textos juegan un papel más secundario. Hemos de decir que todo el mérito de la dirección de arte es de Diego y Martí, de córdova – canillas, que hacen un trabajo increíble.

P. Vuestro foodblogger de referencia.
Edu: Carlos, Marc y Adrià de No más – de mamá.
María: El Comidista.

P. El peor plato que habéis comido y dónde.
Edu: Las croquetas del NOSTRUM en realidad son piedras.
María: Cualquier ensalada del McDonald’s, son de plástico puro.

P. Algo que nunca falta en vuestra nevera.
Edu: Una cerveza fresquita para los amigos.
María: Verduras y mostaza.

P. ¿Algún pecado culinario que confesar?
Edu: Siempre que digo a mis amigos que he hecho sushi casero, en realidad lo he comprado en el japonés que hay detrás de casa.
María: Me encantan casi todas las guarrerías tipo Cheetos, no sé qué les ponen, pero es adictivo. Y los sándwiches del Rodilla, los comería a todas horas.

P. Un utensilio de cocina sin el que no podéis vivir.
Edu: Definitivamente, el pelador. Soy incapaz de pelar una manzana o una patata con un cuchillo sin reducir la fruta al tamaño de una canica. Además, lo utilizo para hacer láminas de queso, de zanahoria, de pepino… de casi cualquier cosa.
María: Un buen cuchillo de cocina. Fundamental.

P. ¿Comida de la abuela o de mamá?
Edu: Las patatas fritas de la abuela y la paella (con un poquito de requemado) de mamá.
María: Yo más de mamá, porque lo de ser vegetariana es algo que mi abuela no lleva muy bien y sufre cuando me tiene que hacer algo de comer sin su choricito o su grasa de cerdo… Mi madre, en cambio, se ha vuelto una crack de la cocina vegetariana, hace una lasaña de verduras que te mueres.

P. Si pudierais patentar algo, ¿qué sería?
Edu: La “Donut factory”, ¿quién no quiere una en su cocina?

Fuet Magazine

Fuet Magazine

Fuet Magazine

 

Share this post