Receta de cannoli de foie

Éste es uno de esos platos que se marca Manel Guirado en nuestros talleres de tapas para modernos y en las actividades privadas, para sorprender y dejarnos con ganas de más. Los cannoli son un postre típico de la cocina siciliana, que en este caso tuneamos para rellenar de foie y queso ricotta, en lugar de algo mucho más ortodoxo como pepitas de chocolate o naranja caramelizada.

Son sorprendentes y muy ricos y un aperitivo perfecto para cenas en las que los anfitriones quieran marcarse un punto.

Ingredientes para 24 unidades

Para la masa:
250 g de harina
30 g de azúcar
50 g de mantequilla
5 g de cacao en polvo amargo
1 cucharada rasa de sal
1 cucharada rasa de canela en polvo
1 cucharada rasa de café en polvo
1 huevo mediano
30 ml de vinagre de vino blanco
30 ml de vino Marsala seco
Para el relleno:
300 g de ricota
400 g de foie gras micuit
de 100 a 120 g de azúcar
Para decorar:
daditos de naranja contada
Además:
1 huevo (para cerrar los cannoli)

 

Preparación

Pon en un bol grande la harina, la sal, la canela, el café en polvo, el cacao y el azúcar. Añade la mantequilla, el huevo y el vinagre mezclado con el Marsala. Empieza a trabajar la masa y ve añadiendo la mezcla líquida poco a poco, ya que puede ser que no la necesites toda. Debe quedar una masa firme. Amasa la mezcla durante unos 5 minutos sobre el mármol, hasta que quede elástica, suave y homogénea. Envuelve en papel film y deja reposar al menos 1 hora en la nevera.

Prepara la crema para el relleno. Pon la ricota encima de papel de cocina y déjala reposar un rato para que absorba el exceso de humedad. Durante este tiempo deja el foie fuera del frigoríco para que se ablande. Pon ambos ingredientes en un bol y añade el azúcar. Chafa bien el foie y mezcla el conjunto. Cubre con film y deja reposar en la nevera 1 hora.

Vuelve a los cannoli. Coge la masa y estírala hasta obtener una capa fina de 1-2 mm (se puede utilizar la máquina de estirar la pasta o usar un rodillo). Corta la masa en rectángulos de unos 8 cm de lado. Enrolla la masa en cilindros de metal, poniendo un poco de huevo batido en los extremos para que no se despegue.

Calienta el aceite en una sartén o cazuela a 170ºC y fríe los cannoli por todos los lados. Ponlos a secar en papel de cocina. Cuando estén fríos retira el cilindro y reserva.

En el momento de servir, rellena con la crema de ricota i foie previamente introducida en una manga pastelera. Acaba decorando los bordes con unos daditos de naranja contada y espolvorea con azúcar lustre.

Share this post
  ,