Recetas para desear Paz en Navidad

El 21 de septiembre es el Día Internacional de la Paz, de acuerdo con una proclamación de Naciones Unidas que data de 1981 y que se actualizó en 2001. Aunque han pasado varios meses desde las conmemoraciones de este 2012, en La Patente queremos utilizar una bonita iniciativa vinculada a esa fecha para apropiarnos sin rubor del tópico, y desear una muy feliz y pacífica Navidad.

Rama de olivo

«RECIPEACE» es una pequeña iniciativa que se basa en una sencilla creencia: la comida es la mejor forma de lograr reunir a la gente, y esa unión puede ser la semilla de un diálogo abierto y constructivo capaz de resolver conflictos.

La paz comienza con una acción individual. Empieza con dos personas que se sientan juntas para resolver sus diferencias de un modo tranquilo. A partir de ahí, las historias individuales de resolución pueden extenderse, inspirar a otros, a comunidades o incluso a naciones enteras. Nosotros creemos en que nada lograr comenzar conversaciones mejor que una buena comida. Porque es cuando comemos que nos sentamos juntos, deponemos las armas y alcanzamos comprensión mutua.

Para algunos, ese pequeño discurso puede sonar naïf o ingenuo, o expresarse de un modo demasiado superficial y sencillo que simplemente no está a la altura de los propósitos del Día Internacional declarado por Naciones Unidas. En La Patente suena ante todo a inspiración e invitación a descubrir más acerca de cómo la comida y la gastronomía afectan positivamente con pequeños gestos nuestro devenir cotidiano o incluso nuestra historia.

Para quienes se encuentren en el segundo grupo, Recipeace propone algunas recetas de cocina con las que compartir ese diálogo. Lo interesante y sorprendente es que la mayoría se inspiran en anécdotas de la historia y en algunos de sus símbolos, como una receta de aceitunas marinadas que recuerda a la tradicional rama de olivo.

Otras recetas ofrecen relatos más curiosos, como la del croissant. Según una de las numerosas explicaciones de su origen, fue durante el asedio turco a la ciudad de Viena en 1600 en que surgió la receta. Los panaderos de la ciudad se pasaban horas y horas trabajando antes del amanecer para intentar alimentar a una ciudad asediada y esto les permitió alertar de que el ejército estaba excavando túneles por la noche para entrar en Viena. La alerta de los panaderos logró prevenir un choque cruento e inclinó la balanza del asedio hasta conseguir su final. Como conmemoración, el gremio decidió crear el croissant, inspirado en la media luna del ejército turco.

Recipeace aspira a reunir a la gente alrededor de la comida y desarrollar la conciencia colectiva. Un buen propósito para  el momento en que nos encontramos.

Feliz Navidad.

Share this post
  , ,